El magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha condenado a un exconcejal del Ayuntamiento de Teruel de Ciudadanos (Cs) a la pena de 1.800 euros de multa como autor de un delito leve de hurto cometido el pasado 9 de noviembre en el centro comercial Alcampo de la capital bajoaragonesa.Según consta en los hechos probados de la sentencia, el exconcejal, identificado como Francisco Blas, se apoderó del bolso de una mujer, jueza de profesión, quien se había dejado olvidado el objeto encima de un carro de la compra. Francisco Blas, en lugar de llevar el bolso al departamento de objetos perdidos del supermercado, se lo llevó a su casa y lo entregó al día siguiente en las dependencias de la Policía Local de Teruel. Cuando la dueña fue a recogerlo, observó que en el bolso faltaban un cupón de lotería y 140 euros.En el fallo, el titular del Juzgado de Instrucción considera que la participación del exconcejal en los hechos está "plenamente acreditada" y que su versión exculpatoria carece de "total credibilidad". En la sentencia se destaca que Blas no reconoció los hechos por los que fue investigado y no aportó prueba de descargo alguna. Además, resalta el fallo, sus explicaciones en sede judicial carecieron de toda lógica, "resultando inverosímiles" (posible pérdida del dinero del dinero y boleto de lotería) y, en algunos casos, "censurables por su mal gusto" (posible sustracción del dinero por parte del marido de la perjudicada).El magistrado, sin embargo, discrepa de la Fiscalía en lo que respecto a la pena que solicitaba para el acusado argumentando que no comparte "la imposición de una sanción económica ejemplarizante al denunciado por su condición de cargo público". El ministerio público exigió en su calificación la máxima condena posible por el delito leve de hurto: 4.500 euros. Según defiende el juez en su fallo, la multa debe adecuarse a sus ingresos actuales y cargas familiares, así como, al intento de reparar el daño causado, consignando en sede judicial 250 euros, la cantidad inicialmente declarada en sede policial. En el momento de cometer los hechos, Blas era concejal de Deportes de Teruel y tenía asignado un sueldo de alrededor de 43.000 euros anuales. En la actualidad, el ya exedil se encuentra en el paro y percibe 1.200 euros al mes.La sentencia condenatoria no es firme y contra ella se puede interponer un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Teruel en el plazo de cinco días desde su notificación.El magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha condenado a un exconcejal del Ayuntamiento de Teruel de Ciudadanos (Cs) a la pena de 1.800 euros de multa como autor de un delito leve de hurto cometido el pasado 9 de noviembre en el centro comercial Alcampo de la capital bajoaragonesa.Según consta en los hechos probados de la sentencia, el exconcejal, identificado como Francisco Blas, se apoderó del bolso de una mujer, jueza de profesión, quien se había dejado olvidado el objeto encima de un carro de la compra. Francisco Blas, en lugar de llevar el bolso al departamento de objetos perdidos del supermercado, se lo llevó a su casa y lo entregó al día siguiente en las dependencias de la Policía Local de Teruel. Cuando la dueña fue a recogerlo, observó que en el bolso faltaban un cupón de lotería y 140 euros.En el fallo, el titular del Juzgado de Instrucción considera que la participación del exconcejal en los hechos está "plenamente acreditada" y que su versión exculpatoria carece de "total credibilidad". En la sentencia se destaca que Blas no reconoció los hechos por los que fue investigado y no aportó prueba de descargo alguna. Además, resalta el fallo, sus explicaciones en sede judicial carecieron de toda lógica, "resultando inverosímiles" (posible pérdida del dinero del dinero y boleto de lotería) y, en algunos casos, "censurables por su mal gusto" (posible sustracción del dinero por parte del marido de la perjudicada).El magistrado, sin embargo, discrepa de la Fiscalía en lo que respecto a la pena que solicitaba para el acusado argumentando que no comparte "la imposición de una sanción económica ejemplarizante al denunciado por su condición de cargo público". El ministerio público exigió en su calificación la máxima condena posible por el delito leve de hurto: 4.500 euros. Según defiende el juez en su fallo, la multa debe adecuarse a sus ingresos actuales y cargas familiares, así como, al intento de reparar el daño causado, consignando en sede judicial 250 euros, la cantidad inicialmente declarada en sede policial. En el momento de cometer los hechos, Blas era concejal de Deportes de Teruel y tenía asignado un sueldo de alrededor de 43.000 euros anuales. En la actualidad, el ya exedil se encuentra en el paro y percibe 1.200 euros al mes.La sentencia condenatoria no es firme y contra ella se puede interponer un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Teruel en el plazo de cinco días desde su notificación.
Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

 

 



LOWE USA