Buena sintonía inicial entre Sánchez e Iglesias. Sonrientes, han intercambiado impresiones durante los largos 20 minutos que ha durado una toma de imágenes para la Historia. Ya fuera de los focos han tomado las primeras medidas del nuevo gobierno, como subir las pensiones un 0,9%, para 2020, con carácter retroactivo desde el pasado 1 de enero.Llegó el día. Después de dos elecciones generales, casi un año de Gobierno en funciones y meses de arduas negociaciones, el presidente, Pedro Sánchez, ha reunido este martes a su Consejo de Ministros. Formado por miembros de PSOE, de Unidas Podemos e independientes, el presidente está convencido de que “enriquecerán” un Gobierno que tiene la intención de “ponerse manos a la obra sin perder tiempo” pero que en su primer día oficial aún no tiene fecha para algunas de sus grandes medidas. Así, Sánchez no ha podido precisar en rueda de prensa cuándo se aprobará una nueva subida del salario mínimo o cuándo empezará el diálogo político sobre Cataluña que pactó con ERC que daría comienzo dentro de 15 días.El primer Consejo de Ministros ha revalorizado este martes las pensiones un 0,9% para 2020, tal y como había prometido Sánchez el año pasado pero paralizó a la espera de que hubiera investidura. “Hoy cumplimos un compromiso adquirido”, ha dicho el presidente, que nada ha aclarado de otros compromisos, subir el salario mínimo interprofesional o el sueldo de los funcionarios, a los que comprometió un incremento del 2%.A pesar de que su anterior gobierno ya había empezado a trabajar en la subida del salario mínimo, este martes Sánchez se ha limitado a recordar que su compromiso es que llegue al 60% del salario medio -unos 1.030 euros al mes según calcula CCOO- a final de legislatura. Pero este martes no ha especificado cuándo. Es más, ha recalcado que tiene 1.400 días, es decir, una legislatura de cuatro años, para cumplirlo.“Vamos a ir paso a paso, veremos estos días los pasos que tenemos que dar en el marco del diálogo social, la voluntad del Gobierno es firme”, ha respondido Sánchez cuando se le ha pedido más concreción sobre cuándo será la subida."Tenemos 1.400 días, los vamos a vivir con mucha intensidad, vamos a trabajar mucho y de manera ejecutiva y eficaz", ha dicho Sánchez, que ha advertido de que "hay muchas cosas paralizadas". Entre ellas, ha recordado que también está pendiente de renovación el Consejo General del Poder Judicial y ha avanzado que "tenderá la mano al PP", aunque sin muchas expectativas a que haya un acuerdo. Estos "grandes acuerdos", ha dicho también en alusión al Defensor del Pueblo o sobre la renovación del Tribunal Constitucional, "por lo general siempre se han producido cuando el PSOE está en la oposición y el PP, en el Gobierno. Cuando el PP está en la oposición bloquea", ha advertido Sánchez, que, no obstante, ha añadido: "Yo no pierdo la esperanza".Tampoco ha dejado claro que el Gobierno esté en disposición de presentar al Congreso una propuesta de los Presupuestos Generales del Estado para 2020 antes de que termine enero, como prometió en campaña que haría, para intentar así que se aprueben en el primer trimestre del año. “Vamos a ir paso a paso”, ha dicho Sánchez, que no obstante ha afirmado que “es prioridad para el Gobierno aprobarlos”.Antes sí había dejado nítidamente claro en materia económica a todos sus ministros el compromiso del Gobierno con la estabilidad presupuestaria que marca la UE. “Nos sentimos plenamente vinculados a los objetivos europeos de equilibrio presupuestario y control del déficit que derivan de nuestra pertenencia a la UE”, les ha dicho en una misiva dirigida a los miembros de su gabinete. Incluido el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y los ministros de Igualdad y de Consumo, Irene Montero y Alberto Garzón, muy críticos con la disciplina fiscal impuesta desde Bruselas.Sánchez tampoco ha mostrado mucha más concreción por lo que respecta a cuándo se reunirá por primera vez la Mesa de diálogo político sobre Cataluña que con miembros del gobierno central y de la Generalitat. Según el acuerdo alcanzado entre el PSOE y ERC, debería ser 15 días después de formado el Gobierno, pero este martes el presidente ha abierto la puerta a no respetar este plazo. Para empezar, porque antes tendrá que reunirse con el presidente catalán, Quim Torra, que le pidió antes “encuentro personal” que Sánchez no tiene “ningún inconveniente” en celebrar. Incluso aunque Torra haya sido inhabilitado como diputado por el Tribunal Supremo. “A día de hoy, es el presidente de la Generalitat”, ha dicho.La reunión con Torra no tiene lugar de celebración ni de momento fecha, de manera que tampoco puede tenerla la primera reunión de la Mesa, que se produciría después. “Se está siguiendo este compromiso, cuanto antes”, ha dicho Sánchez sobre la Mesa de diálogo que aún no se sabe cuándo se reunirá por una “cuestión de intendencia”, de que “los ministros se hagan con sus departamentos”.En este panorama, la subida de las pensiones ha sido la decisión de más peso de un Consejo de Ministros histórico, que por primera vez desde la II República ha reunido a miembros de distintos partidos. Como ya viene siendo tradición, los 22 han desfilado -en esta ocasión, a temperaturas cercanas a los 0 grados- por los jardines de la Moncloa para hacerse después la primera foto de familia.Por carta, les ha asegurado a todos que cuentan con “toda mi confianza y todo mi apoyo” y ha dado por descontada su “dedicación y lealtad”. Después, preguntado en concreto por Iglesias, ha asegurado que no tiene “ninguna reserva respecto al acuerdo alcanzado con Unidas Podemos”. “Todos los ministros y ministras ya son del Gobierno de España, no de un partido político”.Para que este Gobierno empiece a funcionar totalmente todavía es necesario que el Consejo de Ministros nombre otros altos cargos, mediante decretos de estructura que se esperaban para este martes, cuando sin embargo Sánchez ha invertido el orden de los acontecimientos, de manera puntual pero también para lo sucesivo.El Consejo de Ministros ha subido las pensiones y ha aprobado el polémico nombramiento de la exministra de Justicia Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado y también ha acordado cambiar esta reunión semanal de los viernes a los martes. Así, al Consejo de Ministros de este martes, que tenía carácter extraordinario, le seguirá otro, el viernes, que iba a ser ordinario pero ahora será extraordinario. El primer ordinario será el martes que viene.Así, dentro de tres días se conocerán más nombramientos, de secretarios de Estado, que se sumarán al único confirmado este martes. El hasta ahora director del gabinete de Sánchez, Iván Redondo, pasa a ser jefe de gabinete y refuerza sus atribuciones como mano derecha del presidente.
Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

 

 



LOWE USA